domingo, 13 de abril de 2014

postheadericon Lesson of the Evil


Tkashi Miike está dejando fríos con sus últimos trabajos a muchos de sus "incondicionales" o de sus seguidores de largo trayecto. Aquellos que se iniciaron en su cine con cintas como  Fudoh  o Ichi the killer le achacan que se contenga en sus últimas obras. Los que veían en él al deconstructor de géneros por excelencia, a uno de los principales gamberros del cine se sienten abandonados por el director. Y es que, parece ser, Miike ha reposado sus torrenciales aguas creativas y sus últimas películas, de mayor recorrido festivalero, son más pausadas y alejadas de la visión que gran parte de Occidente tenía del realizador.

Con Lesson of the Evil Miike parece querer reconciliar a parte de su público con su labor. Nos narra la historia de Hasumi Seiji (Interpretado por Hideaki Ito, quien ya participó con Miike en Sukiyaki Western Django), un profesor de secundaria con problemas mentales. Un psicópata incapaz de empatizar con su alrededor y cuya una diversión es la música y asesinar. Así, Hasumi idea un maquiavélico plan para ir eliminando a parte de su alumnado y compañeros de profesión. Sus víctimas no parecen tal, siempre lo planea y organiza todo para que parezca un suicidio. En el momento en que su labor se tuerce toma una dura decisión: todos tendrán que morir. 


Miike crea una película con un instituto y sus alumnos de fondo, algo muy dado a otra historias similares en la cinematografía asiática (En especial en Corea del Sur y Japón). El relato, basado en la novela de Yûsuke Kishi termina en una terrible escalada de violencia que deja al incidente de Colombine en mal lugar. Como un verdadero ángel de muerte Hasumi eliminará a sus alumnos uno por uno.

El último tercio de la película, correspondiente a la parte final de su plan parece una concesión de Miike a sus seguidores más sanguinolentos. La violencia  e impunidad con la que Hasumi acaba con la vida de sus alumnos se hace difícil de ver en algunas situaciones. Miike vuelve a hacer lo que con tanta maestría hizo en Ichi the killer, es capaz de mostrarnos las muertes y la violencia a dos niveles diferentes entrelazados entre sí. Aquellos momentos más crudos quedan intercalados entre escenas de verdadero baño de sangre y CGI que por su impacto rebajan la tensión. Sin embargo, en ningún momento la acción parece exagerada como sucedía en Ichi, el final es efectivo precisamente por la crudeza e impacto con la que nos muestra determinadas situaciones. Como suele ser habitual en él, Miike no crea una moraleja final ni se posiciona a un lado o a otro de la violencia. El mensaje en su cine es algo que añade el propio espectador, algo que en ocasiones encaja perfectamente en dos extremos opuestos.

 La labor de Miike detrás de las cámara mantiene su linea de los últimos años. Poco queda, aparentemente, del Miike impulsivo que no repetía tomas  y que grababa escenas como si no hubiera mañana. La cámara se tranquiliza para mostrarnos los terribles actos de Hasumi, al igual que en Shield of Straw la realización queda impecable técnicamente pero incompleta. Parece fallar algo en las últimas cintas de Miike, ciertamente en esta cinta no encontramos la descarada bizarrería de sus otros filmes, el desprecio, en ocasiones total, por el lenguaje cinematográfico al uso o la coherencia narrativa. A pesar de su concesión a su sector más extremo Lesson of the Evil queda lejos de las otras obras del realizador nipón. 


0 Comentarios:

ÚLTIMO PROGRAMA

Aquí tenéis el último podcast, el cual fue emitido el pasado lunes en la 89.6 FM en Radio Betis, si vives en Sevilla o por streaming en http://www.realbetisbalompie.es/multimedia

Síguenos!

Últimas reseñas

nombre-imagen nombre-imagen
nombre-imagen