lunes, 3 de septiembre de 2012

postheadericon Crítica cinematográfica: ¡Piratas!



Uno de los mayores males que aqueja al cine de animación desde tiempos inmemoriales es el descuido del guión. Ya sea porque esperan engatusar al público con el colorido y la calidad de la animación o porque la mayoría del público es infantil y no consideran necesario tener que realizar el trabajo de escritura, pero lo cierto es que cada vez tienen textos menos elaborados. Recientemente hemos tenido la oportunidad de ver la última creación de la, aparentemente, infalible Pixar. Brave nos ha vuelto a decepcionar, al igual que lo hizo el año pasado Cars 2, ¿será este el comienzo de la decadencia de uno de los últimos resquicios de calidad en la animación que nos quedaba? La decadencia también se ha hecho notar en otros terrenos de la animación, como en el del stop motion. Mientras que la anterior película que realizaron los directores de ¡Piratas! era muy destacable, Chicken run, esta última ha sido un tropiezo considerable.

El capitán de una patética banda de piratas se presenta a los premios a mejor pirata del año. Como era de esperar todos se mofan de su intento de destacar, y esto impulsa capitán a luchar duramente por conseguir su sueño. En una de sus pesquisas asalta el barco en el que viaja Charles Darwin, que se queda impresionado por el dodo que los piratas hacen pasar por un loro obeso. Esto les llevará a Londres, peligrosa ciudad para los piratas, ya que la Reina está dispuestos a erradicar dicha lacra social.


Las nuevas tecnologías están devorando los buenos guiones, y en el caso de ¡Piratas! sorprende que sea una antigua técnica lo que hace que se olviden del argumento. Visualmente no tiene desperdicio alguno, es excelente. Desde el pulido y admirable movimiento de las figuras hasta la recreación de los escenarios, en especial del repugnante y sucio Londres, es un espectáculo fascinante. Pero eso no lo es todo, el colorido y el dominio de la técnica en stop motion pueden engrandecer aún más una buena película, pero sin guión todo se desmorona. La película resulta aburrida y tonta, resulta difícil decir algo más acerca de ella, la historia que se nos cuenta carece de interés y todos los bandazos argumentales que pega no hacen más que hacerla aún más lenta. Lo peor que se puede decir de ella es sencillamente que es mortalmente aburrida.

Realmente es una pena tener que hacer una crítica tan dura a una película que tiene tanto trabajo y tan buena pinta, pero embarcarse en semejante odisea sin tener una buena base es un suicidio y una locura. No obstante si somos capaces de abstraernos de lo que se nos cuenta podremos disfrutar de la exquisita y detallada recreación en plastilina y de todos sus cuidados aspectos. 

0 Comentarios:

ÚLTIMO PROGRAMA

Aquí tenéis el último podcast, el cual fue emitido el pasado lunes en la 89.6 FM en Radio Betis, si vives en Sevilla o por streaming en http://www.realbetisbalompie.es/multimedia

Síguenos!

Últimas reseñas

nombre-imagen nombre-imagen
nombre-imagen