sábado, 30 de junio de 2012

postheadericon Crítica cinematográfica: Un dios salvaje


Hasta que volvió con El escritor, el genial director Roman Polanski se había mantenido en las sombras durante más de cuatro años. Es una alegría ver que piensa mantener un ritmo más constante en sus siguientes realizaciones. El año pasado fue El escritor, y este Un dios salvaje, la adaptación cinematográfica de la obra teatral de Yasmina Reza, que coescribe el guión con el director.

 Un chico de once años golpea a otro con un palo y le rompe un par de dientes. Los padres de ambos niños se reúnen en el apartamento de una de las dos familias para hablar acerca del incidente y de como pueden arreglar este entuerto de forma que todos los implicados salgan lo mejor parados posibles. En un principio todo son buenos modales y cortesía, pero conforme se desarrollan los acontecimientos la cosa se pone cada vez peor. Las mujeres discuten entre sí y con sus insoportables maridos, y gracias a la acción del alcohol ellas terminan por ser tan pelmas como sus parejas.



El filme mantiene claramente sus orígenes teatrales. Nos encontramos ante un ejercicio de estilo, hora y media en un solo escenario y cuatro actores que mantienen en exclusiva a flote la trama. Desde luego los actores tienen una calidad innegable, por un lado están Jodie Foster y John C. Reilly y por el otro Kate Winslet y Christoph Waltz. Al igual que en La huella de Mankiewicz se produce un duelo interpretativo, solo que esta vez a cuatro bandas. Hay química entre los actores y los diálogos son poderosos y dinámicos, la trama atrapa desde el primer segundo y se pasa un divertidísimo rato en el cine.

Por lo general el balance de la película es bastante positivo, pero hay algo que no termina de cerrar del todo en ella. La trama resulta en cierto modo inverosímil cuando comienza a desmandarse la situación, esperaba un desarrollo más paulatino y coherente, pero los brotes y salidas de tono no terminan de casar en el filme. El cartel del film muestra una serie de registros de los actores principales, que los tocan todos. Si bien sus actuaciones comienzan muy correctas, en algunos momentos finales se dejan llevar por el histrionismo.

Por otro lado no parece trascender mucho más a una comedia divertida de pasar el rato. Muy recomendable para pasar un momento divertidísimo, sobre todo si somos capaces de abstraernos de esas salidas de tono de guión y en ocasiones de los actores, pero cuando termina no retenemos gran cosa de ella. No es un gran Polanski, es uno menor pero igualmente bueno e interesante.

Cameo edita la última película del gran director Roman Polanski y por supuesto nos ofrece todo lo que podemos esperar de esta casa. Incuestionable la calidad tanto de sonido como de imagen, sin necesidad de tener que acudir al Blu-ray pues no nos aporta nada que no tenga ya de por sí el DVD. Los extras están formados por el imprescindible trailer y por unas entrevistas a los actores de media hora en total, que resultan algo repetitivas y no demasiado interesantes debido al entrevistador. Por lo demás el único verdadero fallo que podemos encontrar a la edición son los subtítulos, algo deficientes, que incluso llegan a errar en los extras.

0 Comentarios:

ÚLTIMO PROGRAMA

Aquí tenéis el último podcast, el cual fue emitido el pasado lunes en la 89.6 FM en Radio Betis, si vives en Sevilla o por streaming en http://www.realbetisbalompie.es/multimedia

Síguenos!

Últimas reseñas

nombre-imagen nombre-imagen
nombre-imagen