martes, 24 de abril de 2012

postheadericon Crítica cinematográfica: En bandeja de plata



Resulta absolutamente indiscutible que Billy Wilder es uno de los mejores directores de la historia del cine, el maestro del humor, aunque también hizo verdaderas obras maestras fuera de este género, como por ejemplo El crepúsculo de los dioses. Dentro de sus grandes comedias podemos encontrar títulos tan emblemáticos como la inolvidable Con faldas y a lo loco, pero en la filmografía de Wilder lo que más abunda no son las comedias absolutamente disparatadas, sino más bien las que tienen un toque agridulce, y sin duda alguna era un genio en esto como lo demuestran muchas películas entre las que se encuentra En bandeja de plata.

Harry Hinkle es un cámara que trabaja para la CBS cubriendo eventos deportivos. En uno de ellos, un jugador de football americano, Boom Boom Jackson, se sale del campo y accidentalmente golpea a Harry, que tropieza con un rollo de césped artificial y cae sobre su cuello. En cuanto su cuñado, el maquiavélico abogado Willie Gingrich se entera del accidente de Harry montará una farsa alrededor de todo ello para poder sacar dinero. Harry está perfectamente y no quiere colaborar en el plan de su cuñado, pero cuando se entera de que su exmujer va a ir a verle porque cree que está muy mal, él acepta entrar en el juego. Mientras el cámara finge estar lisiado, Boom Boom se sentirá terriblemente culpable por lo sucedido y le prestará su ayuda de forma constante.


En un ranking de las cinco mejores películas de Wilder esta no estaría en la lista, pero es que Wilder es mucho Wilder, y a pesar de todo En bandeja de plata es una excelente película. Por lo general es Jack Lemmon el que interpreta el papel más alocado y divertido en las películas de este director, pero en esta ocasión cede este puesto a Walter Matthau, que interpreta el divertidísimo papel de Gingrich que le valió el Oscar a Mejor Actor Secundario. Lemmon en esta ocasión tiene más moral que su cuñado, pero igualmente no parece importarle mucho los problemas que está ocasionándole al bueno de Boom Boom, por lo que el protagonista que empezó salvándose de la suciedad que emponzoña a Gingrich acaba igual que él.

La película se estructura como una mordaz crítica a la moral, muchos de los chistes son amargos, y cuesta reírse de ellos. Los personajes que pueblan la película son unos desgraciados, Gingrich,  Hinkle, su exmujer, los espías de Harry. El único que no está en decadencia es Boom Boom,  y rápidamente se convierte en el personaje más trágico de la película, ya que los remordimientos pueden con él. Por otra parte, otro personaje digno de lástima es el propio Harry, que quiere cree que su exmujer ha venido porque le sigue queriendo, y es completamente obvio que lo único que busca es el dinero, al igual que la sabandija de su cuñado.

En la filmografía de Wilder no está entre las mejores, pero en cualquier otra podría constar entre las mejores de casi cualquier director. Merece la pena verse todas las películas de este genio, y En bandeja de plata puede ser un excelente comienzo. 

0 Comentarios:

ÚLTIMO PROGRAMA

Aquí tenéis el último podcast, el cual fue emitido el pasado lunes en la 89.6 FM en Radio Betis, si vives en Sevilla o por streaming en http://www.realbetisbalompie.es/multimedia

Síguenos!

Últimas reseñas

nombre-imagen nombre-imagen
nombre-imagen