lunes, 16 de abril de 2012

postheadericon Análisis de videojuegos: Mass Effect 3


Muchos hemos sido los que hemos seguido las aventuras del comandante Shepard a lo largo de sus dos primeras entregas. El humano que destacó entre todas las filas de la humanidad para poder representar a su raza entre la multitud de razas alienígenas de la galaxia y así perseguir la mayor amenaza que ha asolado el universo: los Segadores.

Hemos tenido que realizar infinidad de misiones, colaboraciones poco deseadas y, en ocasiones, demasiadas esperas en ascensores infinitos, el único elemento no evolucionado en el futuro según la trilogia de Bioware, para encontrarnos en la última entrega que cierra esta cruenta batalla, porque los segadores... ya han llegado. Así comienza Mass Effect 3.


Historia 

Y es que así comenzamos Mass Effect 3. La mayor amenaza de la galaxia está a las puertas de nuestro planeta y ya están atacando a todo lo que pasa por delante suya. Así, comenzamos con un Shepard que está encerrado en su propio planeta debido a los acontecimiento ocurridos en las dos primeras entregas. Sin nave, tripulación ni su título de espectro, una especie de policía intergaláctico. Pero claro, los segadores han llegado y eso cambia toda la situación.

Empezaremos teniendo que escapar de la tierra una vez ya hemos vuelto a tener el beneplacito de los dirigentes terrícolas. Volvemos al espacio en busca de una solución, un milagro que ayude a sacar las castañas del fuego de lo que parece una matanza inminente.



Esta es la historia de Mass Effect 3, la búsqueda de una esperanza para la humanidad y, en general, para toda la galaxia, ya que si cae una raza, las demás perderán fuerzas y caerán detrás de ellas.

 La historia, como podeis ver, no esta mal, continúan con lo que nos ofrecieron en el primer y segundo juego, planteándola de manera muy épica en todo momento. El problema, sobre todo al principio del juego con un par de escenas bastante ortopédicas sobre un niño, es que se pasa de melodramático. Bioware intentando buscar el melodrama y la emoción ha encontrado un sentimentalismo excesivo que poco o nada tiene que ver con la saga. Aun así, estos momentos son los que menos, teniendo una narrativa sólida y muy bien estructurada en todo momento, y recalco ese todo momento.



Como ha sido habitual en la saga, las misiones secundarias son abundantes y con una fuerte ligazón a la historia principal, teniendo todo una recompensa, ya sea tanto material como narrativa. Estas están diseminadas por todos los lugares por los que deambulamos, siendo muy sugerente y original el sistema por el que obtendremos estas misiones, que será escuchando las conversaciones automáticas que están a nuestro alrededor en nuestros diferentes escarceos por la Ciudadela o cualquier sitio en el que nos encontremos.

Jugabilidad 

La jugabilidad ha sufrido un lavado de cara bastante importante. La saga Mass effect siempre ha pecado de no saber realmente en qué género debería de estar. Así, el primer juego se nos planteó un sistema de conversaciones y mejora personal muy cercano al RPG al que la desarrolladora estaba más acostumbrada, primando mucho el sistema de conversaciones que tan famoso hizo al título. El problema de este es que no estaba demasiado bien definido el sistema de combate, queriendo coger lo mejor del género de los shooters al más puro estilo Gears of War, mezclándolo con un sistema de mejora del personaje parecido al que nos pudo ofrecer Fallout 3 pero de una manera mucho más pobre.

Esto no llego a cuajar demasiado y por ello se intento mejorar en su segunda entrega, primando muchisimo más la acción sobre los propios elementos RPG, aunque con un sistema conversacional al mismo nivel.

En esta tercera entrega, debido también a las críticas y sugerencias de los aficionados, Bioware no ha querido pillarse los dedos y nos ha ofrecido un juego a la carta. ¿Quieres más acción? Pues vale ¿que quieres más elementos de roleo y perder un poco de vista el combate? Pues no te preocupes, te lo damos ¿que quieres un juego más completo? Pues ¡ala!. Así, nos hemos juntado con tres sistemas que nos dan de una u otra o ambas cosas, al gusto del consumidor y que se agradece, ya que muchos usuarios prefieren disfrutar su aventura de una manera concreta, aunque siempre se recomienda que se coja el modo de juego que da ambos elementos al 100%, ya que es el verdadero Mass Effect 3, perdiéndose un poquito de la esencia en los otros dos modos de juego.

Podremos mejorar las armas encontrando o comprando en los diferentes comercios, principalmente en la ciudad capital de la galaxia, la Ciudadela, algunos bonificadores que nos ayudarán a acabar con nuestros enemigos lo antes posible. También podremos ir subiendo nuestras habilidades por un sencillo árbol que nos irá pidiendo que elijamos entre una u otra opción.



Las coberturas y el shooter estarán presentes de una manera muy activa, en cualquiera de los modos que hayamos elegido. Esto, será ayudado por las diferentes habilidades que hayamos mejorado, siendo diferentes según la clase que hayamos elegido al principio del juego o de la saga, según hayais importado vuestro personaje desde la primera entrega o empezáis una partida en este juego.

Apartado gráfico 

El apartado técnico es simplemente soberbio. Antes de nada, tengo que aclarar que no estamos delante de uno de los apartados gráficos más sobresaleintes de la generación, ni mucho menos. Pero la ambientación que Mass Effect ha destilado desde su primera entrega y el gran apartado artístico y de diseño, sigue siendo algo digno de elogio y de recordar.

Además, se ha conseguido un buen sistema de físicas con los enemigos cuando son derribados y no hay demasiados problemas dentro del juego, aunque haberlos, los hay, pero cada vez van siendo menos según los parches que se están lanzando a día de hoy para el título.



Apartado sonoro 

Y qué decir de una de las mejores bandas sonoras que hemos podido disfrutar en esta generación, simplemente magistral, sabiendo acompañar en cada momento a la acción y sin sobrar o faltar ni una sola nota. Y, por supuesto, con un doblaje al inglés digno de la actuación de las mayores superproducciones clásicas de Hollywood, una maravilla.

Conclusión 

Un cierre magistral para una saga sobresaliente. No hemos podido analizar su modo online debido a que hemos querido dedicar todo el tiempo a su gran modo historia, siendo este analizado en un próximo miniprograma que subiremos directamente al podcast analizando este modo y su polémico final, hablando sin tapujos. La ciencia ficción tiene nombre en esta generación y es sin duda Mass Effect.

0 Comentarios:

ÚLTIMO PROGRAMA

Aquí tenéis el último podcast, el cual fue emitido el pasado lunes en la 89.6 FM en Radio Betis, si vives en Sevilla o por streaming en http://www.realbetisbalompie.es/multimedia

Síguenos!

Últimas reseñas

nombre-imagen nombre-imagen
nombre-imagen