martes, 13 de diciembre de 2011

postheadericon Entrevista a Ángela Medina, autora de "Pañales y cerveza"


Tímidamente, un nuevo nombre comienza a asomar en algunos medios desde el panorama nacional de literatura. Es el de Ángela Medina, una joven gaditana que recientemente ha publicado su ópera prima Pañales y cerveza. Una breve historia que ya reseñamos en entradas anteriores protagonizada por unos personajes que son muy cotidianos, de los cuales a más de uno se les coge rápidamente cariño.
Se trata una lectura con un encanto muy particular que consigue en más de una ocasión tocar la fibra sensible del lector pero también incluso, sacarle alguna sonrisa. Y es que es una historia de nuestro día a día, muy creíble, a veces dura y otras veces entrañable.

En Monotemáticosfm hemos contado con la oportunidad de hacerle a la autora una entrevista que presentamos a continuación. Tal vez a más de uno le entren así ganas de iniciarse en la lectura de Pañales y cerveza.




Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, y periodista musical. Si no me equivoco hiciste un curso de escritura creativa. En tu opinión, ¿qué hace falta (tener, hacer, o lo que sea) para ponerse a escribir una novela por primera vez?

En mi caso las ganas de escribir nacieron de las ganas de no dejar de leer. Casi todo a lo que me he dedicado ha tenido que ver con la escritura. La redacción publicitaria y la crítica son, cada una con sus cosas, maneras diferentes de enfrentarse a un texto. El hábito ya lo tenía y los cursos de ficción me han servido sobre todo para conocer mi voz y saber cómo manejarla. Pero en lo que más tiempo invierto es en leer y leer.


En tu caso personal, ¿cómo fue tu introducción en la actividad de la escritura? ¿Y cómo se convirtió, de lo que supongo que empezó como afición, en algo profesional? ¿Fue un proceso difícil?

Creo que el paso de la afición a la profesión se da en el mismo momento en el que publicas por primera vez. En mi caso ha sido bastante tranquilo, sin presiones y casi sin enterarme. Cuando estaba escribiendo la novela, sabía que me gustaría publicarla, pero nunca me planteé seriamente que eso ocurriera y que podrían llegar a leerla más de dos o tres personas. Sólo fui consciente de ello cuando un amigo me mandó desde una librería una foto de mi libro.

En Pañales y Cerveza encontramos numerosas referencias a muebles de Ikea (el sillón Poang, la mesa Lack, etc.) además de que la tienda aparece como espacio en algún momento. ¿Por qué articular la historia a partir de este detalle? ¿Qué quieres decir cuando nos encontramos con que Ikea está presente en la vida de todos los personajes?

Tiene que ver con esa historia de que las casas son el reflejo de lo que somos y, bueno, cada vez sumamos más los que las llenamos con cosas de Ikea, lo que nos hace parecernos cada vez más los unos a los otros, como una especie de alienación. Los personajes de “Pañales y cerveza” pueden ser dispares, pero en el fondo todos se parecen. No son “alguien” sino “cualquiera”.

Ángela, ¿por qué un abuelo en Ikea? Pobre hombre. ¿Cómo se te ocurrió esta circunstancia, que es toda una imagen paradójica y también extraordinaria, puesto que no estamos acostumbrados a ver gente mayor sola en Ikea?

No sé si es más porque hacía poco tiempo que había tenido que pasar por el infierno de montar todos los muebles de mi nueva casa o porque durante años viví cerca de una residencia de ancianos y siempre les observaba en el autobús, el caso es que la imagen de un abuelo solo en Ikea me vino de pronto a la cabeza y me pareció muy sugerente para escribir una historia. ¿Por qué no iba a poder él redecorar su vida también?

Como periodista del mundo de la música a lo mejor has pensado en esto. ¿Qué canción o qué grupo crees que le iría bien, a modo de banda sonora, a Pañales y Cerveza?

Es algo que nunca me he planteado y, la verdad, ¡me parece tremendamente difícil! Lo que sí te puedo decir es que suelo escuchar música mientras escribo y que durante esa temporada puse mucho “The National”.

La lectura de Pañales y Cerveza transmite la idea de que la vida es imprevisible y también bastante injusta (lo que le pasa al personaje de la hija, al vecino del abuelo o al propio abuelo sirven de ejemplo para esto). ¿Es así la vida real? ¿Por qué este enfoque?

No es que sea injusta, ni siquiera es buena ni mala. Simplemente se trata de vivir, y eso a veces es una tarea complicada. La mayoría de las veces la recompensa no está la nivel del esfuerzo o de las expectativas y acabamos frustrados. Sí que es imprevisible pero, para lo bueno y para lo malo, es maravilloso que lo sea.

Dándole uso a tu creatividad publicitaria, ¿qué les dirías a los lectores de Monotemáticos  para animarlos a leer Pañales y Cerveza?

“Pañales y cerveza” es una historia polifacética. Es ácida y entrañable. Puede hacerte reír o te puede apenar, incluso a veces puede provocarte ambas cosas en una misma página.  Son vidas que todos conocemos y con las que incluso nos reconocemos. Se trata de asomarse por la mirilla de sus casas y descubrir que les entendemos más de lo que ellos mismos se entienden, de pasar un buen rato viendo cómo otros no lo pasan tan bien.

0 Comentarios:

ÚLTIMO PROGRAMA

Aquí tenéis el último podcast, el cual fue emitido el pasado lunes en la 89.6 FM en Radio Betis, si vives en Sevilla o por streaming en http://www.realbetisbalompie.es/multimedia

Síguenos!

Últimas reseñas

nombre-imagen nombre-imagen
nombre-imagen