jueves, 17 de noviembre de 2011

postheadericon Crítica cinematográfica: Melancolía

 
En una entrevista para la revista francesa Cahiers du cinema, el director Lars Von Trier comenta que un psicólogo le dijo que los melancólicos afrontan las catástrofes de una forma mucho más tranquila que cualquier otra persona, debido a que ya están acostumbrados a esa sensación de alarma y tristeza. Justine y Claire son dos hermanas que, a pesar de quererse mucho, son muy diferentes. Justine se casa, y Claire decide celebrar convite en su enorme casa. Conforme va avanzando la noche nos damos cuenta de la depresión que mantiene agarrotada a Justine, y como su situación termina por destrozar la velada. Días después Justine vuelve a casa de su hermana, debido a que su situación va empeorando. Además de todo este drama, un enorme planeta llamado Melancolía se acerca peligrosamente a la Tierra. Si se llegase a producir colisión, nuestro planeta acabaría completamente destruido.

Von Trier es un director de actrices, y eso nos lo ha demostrado en múltiples ocasiones, como ha sido en Rompiedo las olas o Bailar en la oscuridad. Cuando se le preguntó, después de una fuerte depresión, sobre si cerraría su inconclusa trilogía USA (compuesta por Dogville y Manderlay), el director comentó que estuvo pensando en hacer la tercera entrega que tendría por título Washington, y que en ella encontraríamos dos Grace, la gemela mala y la buena. Al ver la estructura de Melancolía nos hace recordar este testimonio.

La película se abre con un espectacular prólogo, en el que se nos cuenta mediante imágenes prácticamente estáticas, toda la película. Este inicio es potente e impactante, además de tremendamente emotivo, y hace un recorrido por todo lo que el espectador va a presenciar a continuación, de forma que no deja nada a la sorpresa. Sin lugar a dudas las protagonistas de la historia son las dos hermanas, y cada uno de los dos siguientes capítulos que conforman toda la película llevan sus nombres. El primer capítulo es el de Justine, y abarca toda la boda y la presentación de los dos personajes, principalmente de la enfermedad de Justine. El segundo capítulo es el de Claire, y en él se cuenta la vuelta de Justine a la mansión y todo el drama que se desarrolla alrededor del planeta Melancolía.

En el segundo capítulo, Claire y Justine se cambian en cierto modo los roles. La depresiva Justine se vuelve más sabia y tranquila, mientras que Claire está más ansiosa e incapaz de aceptar lo que se les avecina. Tanto la personalidad y psicología de ambas hermanas, como la relación entre ambas está perfectamente trazado. Pero no olvidemos cual es el tema principal de la película, que como su título ilustra perfectamente es la melancolía. Ese sentimiento de agridulce tristeza que te oprime y coarta está canalizado a través de Justine en el primer capítulo, pero en el segundo inunda la trama por completo, de forma que no hay escapatoria posible.

Su director dice no estar del todo conforme con esta obra, que no ha conseguido plasmar a la perfección dicho sentimiento. Pero esto es más posible que lo diga para que le lleven la contraria que porque realmente lo crea. El filme irradia una tristeza intensa, un sentimiento profundo que cala en lo más hondo del espectador. La experiencia es devastadora, pero a la vez estimulante, hasta llegar al magistral final que cierra con absoluta contundencia esta gran obra.

0 Comentarios:

ÚLTIMO PROGRAMA

Aquí tenéis el último podcast, el cual fue emitido el pasado lunes en la 89.6 FM en Radio Betis, si vives en Sevilla o por streaming en http://www.realbetisbalompie.es/multimedia

Síguenos!

Últimas reseñas

nombre-imagen nombre-imagen
nombre-imagen